Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar
Blog
Paradores de Turismo de España, S.A. y su contrato del servicio de gestión energética a la red de Paradores. Análisis crítico de una cuestión trascendental
19/01/2015
Paradores de Turismo de España, S.A. y su contrato del servicio de gestión energética a la red de Paradores. Análisis crítico de una cuestión trascendental (Por razones prácticas, dividimos el presente estudio en dos partes. El presente texto corresponde a la primera parte. La segunda parte se publicará en breve)


Introduzcamos este trabajo indicando que si hemos elegido como objeto de estudio el "Contrato de Servicios de gestión energética" de Paradores de Turismo de España, S.A. ha sido por dos razones:

La primera, porque es evidente que contratos de este tipo están teniendo ya presencia en nuestra realidad empresarial y, con el tiempo, es seguro que aumentará notablemente su importancia. 


Además, el sector hotelero español tiene gran importancia económica y, por ello, la implantación en el mismo de contratos como el estudiado debe desarrollarse con tino. 


La segunda, porque toda empresa que tenga intención de conocer este tipo de contrato, en la previsión de hacerse con servicios de gestión energética, es natural que tome como inspiración o modelo lo que una entidad como Paradores de Turismo de España, S.A. pueda estar haciendo en esta materia.


Si bien, como se verá, nuestra opinión sobre el enfoque contractual de la concreta cuestión estudiada no es favorable, expresando este desacuerdo pretendemos llamar la atención pues en un contrato de esta naturaleza dicha materia resulta trascendental.


Una vez hecha esta introducción, acaeció en octubre de 2.014 que Paradores de Turismo de España, S.A. (sociedad mercantil estatal, con forma de sociedad anónima, cuyo capital es, en su totalidad, de titularidad de la Administración General del Estado y, en concreto, de la Dirección General del Patrimonio del Estado de la Subsecretaría de Hacienda y Administraciones Públicas del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas) adjudicó un Contrato de Servicios de gestión energética a la red de Paradores.


Nos ha llamado la atención el régimen contractual previsto para la Medida y Verificación de Ahorros y para el informe sobre los mismos. Ésta será, por tanto, la cuestión ahora estudiada. Debe tenerse en cuenta que en este contrato, como en otros muchos de este tipo, su precio es el ahorro mínimo deseado por la propiedad (precio establecido en un porcentaje de los costes en energía y agua). Por tanto, todo lo relativo a la medida y comprobación de los ahorros resulta, indudablemente, esencial.


Pues bien, son varios los aspectos que sobre la regulación de esta materia en los pliegos contractuales nos han llamado la atención y, como ya se ha apuntado, de manera desfavorable. Veámoslos:




A).- Metodología IPMVP.-


Conforme a los pliegos, las medidas y verificaciones de los ahorros se realizarán siguiendo la metodología IPMVP (siglas correspondientes a su nombre en inglés: International Performance Measurement and Verification Protocol), es decir, la metodología del Protocolo Internacional de Medida y Verificación (en adelante, Protocolo) elaborado por la Efficiency Valuation Organization (EVO).


Sin embargo, no se concreta ni la fecha de publicación del Protocolo ni la versión y el volumen de la edición del mismo que se toma como referencia. Y ocurre que en dicho Protocolo (Capítulos 5 y 7) se indica que el usuario que quiera, en un contrato de rendimiento energético, especificar el uso del Protocolo y la Opción del mismo deberá concretar los citados datos del Protocolo. [Para no incurrir nosotros en el mismo error, señalamos que el presente estudio se basa en el IPMVP Volumen I, EVO 10000-1:2010].


La razón que justifica la necesidad de indicar en un contrato de rendimiento energético los datos referenciados del Protocolo se nos antoja evidente: saber a qué texto se remitirá la metodología elegida pues, con el paso del tiempo, el Protocolo ha ido variando y tales variaciones han venido siendo plasmadas en las sucesivas ediciones del mismo. Sin tales datos, por tanto, no hay sino inseguridad pues no podrá saberse, en definitiva, el criterio de la medida y verificación de los ahorros.  




B).- Plan de Medida y Verificación de ahorros.-


En el Pliego de Condiciones de Contratación (en adelante, PCC) y al regular la documentación técnica a presentar por los licitadores, se exigía una memoria técnica en la que debe aparecer el "Plan de Medida y Verificación, incluyendo un ejemplo ilustrativo de cómo se llevaría a cabo" (5.1.2).


Por su parte, en el Pliego de Prescripciones Técnicas (en adelante, PPT) se recogía entre las "Obligaciones del Adjudicatario" la de seguir un Plan de Medida y Verificación, indicándose que "En la oferta técnica los licitadores deben detallar cómo sería dicho plan" (3).


Al respecto, nos sorprende que se pidiera un Plan que podríamos denominar "anticipado" cuando el Protocolo, Capítulo 4, establece que "El proceso de elaboración y diseño de los Planes de Medida y Verificación es paralelo al proceso de diseño e implementación de las MMEE [Medidas de Mejora de la Eficiencia Energética, en adelante MMEE].


Este Plan de la oferta técnica parece que deberá elaborarse según las conclusiones que los licitadores obtengan tanto de las "Visitas Obligatorias a Paradores" como de las "Visitas Voluntarias a Paradores" que se regulan en PCC (4) y en PPT (2). Información que podrá completarse con la que les faciliten las auditorías existentes de casi todos los paradores en las que se recogen propuestas de medidas de eficiencia energética (PTT 2). (Sobre estas auditorías, su valor y trascendencia en la materia ahora estudiada nos pronunciamos con detalle más adelante, en el apartado "E" del presente comentario). 


Sin embargo, el problema, según creemos, surge al tener en cuenta dos cuestiones relacionadas entre sí:


1ª).- Que el Plan presentado con la propuesta técnica se valoró y puntuó, estableciéndose como criterios objetivos de valoración: "La precisión, claridad y detalle del plan. así como los aparatos de monitorización", la "Capacidad de actualización del plan a variación de instalaciones." y "El detalle de la descripción de los sistemas de medida y verificación." (PCC 7).


2ª).- Que se estableció como obligación del adjudicatario, en plazo de tres semanas desde la firma del contrato, "Presentar a Paradores el Plan pormenorizado de Medida y Verificación" (PCC, 17, antes de la corrección de errores que luego se comenta).


Si ahora se exigía un Plan "pormenorizado", el Plan exigido con la oferta técnica ¿no lo era?, ¿qué era entonces? En el plazo para realizar este nuevo Plan ¿qué debió hacer el adjudicatario para presentarlo "pormenorizado"?, ¿volver a visitar todos los Paradores? 


En fin, es evidente que el juego de, primero, un Plan "anticipado" y, luego, un Plan "pormenorizado", hacen surgir varias preguntas que no son sino expresión de la inseguridad jurídica que producen los Pliegos analizados.


A mayor abundamiento, insistimos de nuevo en que el Protocolo, Capítulo 4, establece que "El proceso de elaboración y diseño de los Planes de Medida y Verificación es paralelo al proceso de diseño e implementación de las MMEE.". ¿Cómo puede presentarse no ya un Plan "anticipado" sino incluso uno "pormenorizado" si, como se exigía en los Pliegos, se había de seguir el Protocolo y éste establece lo que acabamos de recordar? 


Téngase en cuenta, además, que si la convocatoria de licitación fue publicada el día 20 de diciembre de 2.013, el plazo para visitas a Paradores empezaba inmediatamente y duraba un mes pues se debía realizar entre el 23-12-13 y el 24-1-14; el plazo para presentación de ofertas finalizaba el día 14 de febrero de 2.014; y para presentar a Paradores el Plan "pormenorizado" se contaba con tres semanas tras la firma del contrato. 


Por tanto, en un mes (y con las fiestas navideñas de por medio) debían visitarse todos los Paradores (94 si no nos equivocamos) para elaborar el Plan que hemos denominado "anticipado" (o no visitarse, claro, pero entonces ¿qué se hubiera podido elaborar?), en menos de dos meses desde el anuncio de la licitación debían presentarse las ofertas y en esas tres semanas desde la firma del contrato debía presentarse el Plan "pormenorizado". 


Sin embargo, acaeció que el 23 de enero de 2.014 se anunció una "Corrección de errores materiales" de los Pliegos, ampliándose el plazo de visitas hasta el 28 de febrero de 2.014 (por tanto, se concedían un mes y cuatro días más), la presentación de ofertas hasta el 14 de marzo de 2.014 (es decir, se concedía un mes más) y el plazo de presentación del Plan "pormenorizado" se duplicó pasando a seis semanas. 


De ahí que, dejando al margen la legalidad de las ampliaciones de plazos habidas por la vía reseñada, surja una nueva duda: el número de posibles licitadores que desistieron de licitar y de comenzar sus visitas a los Paradores por la brevedad de los plazos primigenios, y el número de éstos que sí hubieran participado de contar desde el principio con los plazos corregidos y aumentados.


 
U. e. s.


Ramón Alegre Espert


(Fin de la primera parte)



Comentarios
Puedes ser el primero en comentar este post.
Añade tu comentario:
Nombre o apodo (opcional)
Comentario*
He leído y acepto la política de protección de datos
Nube de etiquetas