Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar
Blog
El nuevo Impuesto Especial sobre la Electricidad y la reducción de la base imponible para determinadas actividades
23/02/2015
El nuevo Impuesto Especial sobre la Electricidad y la reducción de la base imponible para determinadas actividades La ley 28/2014, de 27 de noviembre, modifica, entre otras, la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales (en adelante LIE) y da una nueva regulación al Impuesto Especial sobre la Electricidad (en adelante IEE) El nuevo Impuesto deja de configurarse como un impuesto sobre la fabricación, para pasar a ser un impuesto que grava el suministro de energía eléctrica para consumo. 

El artículo 89 LIE, en la nueva redacción que le da la Ley 28/2014, establece que el IEE es un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de electricidad y grava el suministro de energía eléctrica para consumo, así como el autoconsumo por los productores. Constituye el hecho imponible del Impuesto el suministro de energía eléctrica a una persona o entidad que adquiere la electricidad para su propio consumo y también el consumo por los productores de energía eléctrica de aquella electricidad que generan. Sin embargo, no está sujeto al impuesto el consumo por los productores no superior a 100 kW de la energía eléctrica producida por ellos. Por otra parte, se contemplan exenciones (artículo 94 LIE) a la energía eléctrica suministrada y consumida en determinados casos.

El devengo del Impuesto, en el supuesto de suministro de energía eléctrica para el consumo, se produce en el momento en que resulte exigible la parte del precio correspondiente a la energía eléctrica suministrada en cada período de facturación. En el supuesto de consumo por los productores de energía eléctrica, el devengo se produce en el momento de su consumo.
Son contribuyentes del IEE (artículo 96 LIE) las entidades que realicen suministros de energía eléctrica al consumidor, incluyendo a las empresas distribuidoras y comercializadoras. Estos contribuyentes, como es sabido, deben repercutir el importe de las cuotas devengadas sobre los consumidores, quedando éstos obligados a soportarlas. Adquieren la condición de contribuyentes los consumidores que se beneficien indebidamente de la reducción por no comunicar al suministrador los datos exactos de la regularización.
Y también tienen la condición de contribuyentes, lógicamente, aquellos que consuman la energía eléctrica generada por ellos mismos.
No se establece ninguna novedad en la determinación de la base imposible; sigue estando constituida por la determinada a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, excluidas las cuotas del propio Impuesto sobre la Electricidad. La novedad se introduce (artículo 98 LIE) en la regulación de la base liquidable al establecerse una reducción del 85 por 100 en la base imponible del Impuesto, aplicable a aquellas actividades industriales cuya electricidad consumida represente más del 50 por ciento del coste de un producto, de aquellas otras cuyas compras de electricidad representen al menos el 5 por ciento del valor de la producción, así como de aquellas actividades agrícolas intensivas en electricidad, de forma análoga a la ya contemplada en la Ley para la reducción química y procesos electrolíticos, mineralógicos y metalúrgicos. Lo que se persigue con esta reducción es mantener la competitividad de las empresas dedicadas a estas actividades.
El Real Decreto 1074/2014, de 19 de diciembre, por el que se modifica entre otros el Reglamento de los Impuestos Especiales, aprobado por el Real Decreto 1165/1995, regula el procedimiento que debe seguirse para la aplicación de la reducción de la base imponible. Se exige presentar ante la oficina gestora (órgano competente en materia de Impuestos Especiales de la Agencia Estatal Tributaria) del lugar de ubicación del establecimiento una comunicación por cada una de las actividades que cumplan los requisitos para poder obtener el beneficio de la reducción. En el supuesto de que el establecimiento no disponga de puntos de suministro individualizados por actividades, en la comunicación se deberá indicar el porcentaje de energía eléctrica que en cada suministro va a ser consumida en la actividad que cumple los requisitos para la reducción. Por otra parte, se dispone que cuando la electricidad suministrada para riegos agrícolas se realice a través de contratos cuyo titular sea una comunidad de regantes, será ésta quien realice la comunicación para beneficiarse de la reducción.
Esta comunicación deberá ir acompañada de la siguiente documentación (artículo 1.2  Orden HAP/2489/2014, de 29 de diciembre, por la que se establecen la estructura y el funcionamiento del censo de obligados tributarios por el Impuesto Especial sobre la Electricidad):
a) Documentación acreditativa de la representación, cuando el obligado actuara mediante representante.b) Descripción de las actividades y, en su caso, instalaciones, en cuya virtud se produce la inscripción.c) Las autorizaciones previstas por la normativa específica del sector eléctrico, cuando resulten inherentes al ejercicio de la actividad por la que se produce la inscripción.
El anexo I de la Orden HAP/2489/2014, de 29 de diciembre, contiene el modelo de comunicación.
Una vez recibida la comunicación, la oficina gestora expedirá la tarjeta de inscripción en el Registro Territorial creado al efecto. Esta tarjeta de inscripción se exhibirá ante el suministrador de electricidad (contribuyente) para que aplique la reducción en la base imponible del Impuesto.
La identificación de los obligados inscritos en el registro territorial en el Impuesto Especial sobre la Electricidad, entre los que están los beneficiarios de las reducciones, se hará mediante el denominado Código de identificación de la electricidad, regulado en el artículo 2 de la Orden HAP/2489/2014.
Por lo demás, se imponen a los beneficiarios de la reducción -artículo 145 del Real Decreto 1074/2014, de 19 de diciembre- las siguientes obligaciones:
- Comunicar a la oficina gestora (AET)  y a los contribuyentes (suministradores de electricidad), en los dos primeros meses de cada año natural, la cantidad de energía efectivamente consumida o, en su caso, el porcentaje definitivo de la electricidad consumida con derecho a la reducción durante el año natural anterior.
Los contribuyentes deberán efectuar la rectificación de las cuotas impositivas repercutidas cuando el importe de las mismas, determinado en función de los datos comunicados, no coincida con el importe de las cuotas que se hubieran debido repercutir conforme a la energía efectivamente utilizada en las actividades que generan el derecho a la reducción.
La rectificación deberá efectuarse una vez que les sea comunicado el porcentaje o cantidad definitiva, y la regularización de la situación tributaria se efectuará en la autoliquidación correspondiente al período en que debe efectuarse dicha rectificación
- Comunicar al suministrador, en los supuestos de rescisión del contrato de suministro, durante el mes siguiente a la rescisión, la cantidad de energía efectivamente consumida o, en su caso, el porcentaje definitivo de la electricidad consumida con derecho a la reducción hasta el momento de la rescisión.
- Comunicar a la oficina gestora (AET)  y a los contribuyentes (suministradores de electricidad) el incumplimiento de los requisitos que dan lugar a la aplicación de la reducción o la producción de circunstancias excepcionales en virtud de las cuales no se pueda aplicar la reducción.

Pedro Corvinos Baseca


Comentarios
Puedes ser el primero en comentar este post.
Añade tu comentario:
Nombre o apodo (opcional)
Comentario*
He leído y acepto la política de protección de datos
Nube de etiquetas