Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar
Blog
Aspectos básicos de la regulación del autoconsumo
17/10/2015
Aspectos básicos de la regulación del autoconsumo Casi cuatro años después de lo previsto y tras tres borradores, por fin se ha aprobado el Real Decreto que regula el autoconsumo. El tiempo utilizado y los borradores redactados no han dado como resultado una buena regulación. La norma que se acaba de aprobar mantiene algunas de las trabas que probablemente dificultarán el desarrollo del autoconsumo: se mantiene, al menos en parte, el denominado “impuesto al sol”; se establece una compleja tramitación administrativa para las instalaciones de la modalidad de suministro con autoconsumo, que en muchos casos no verterán a la red de distribución; no se permite el balance neto, con lo cual el vertido a la red por los consumidores de la energía eléctrica excedentaria será gratuita y, por último, se prohíbe el autoconsumo compartido.
Se ha priorizado la sostenibilidad económica del sistema eléctrico, evitando la pérdida de ingresos, en vez de apostar decididamente por un modelo de generación distribuida, basado en el fomento de las energías renovables y de la eficiencia energética. El Gobierno demuestra con esta regulación una visión cortoplacista, que en poco tiempo quedará superada por la realidad y los avances tecnológicos. Recomiendo la lectura del artículo titulado “El autoconsumo de energía eléctrica es imparable, a pesar del gobierno”.
Por otra parte, la aprobación de este Real Decreto ha provocado el rechazo de todo tipo asociaciones y de una buena parte de los partidos políticos. Cabe, pues, la posibilidad de que un cambio de Gobierno en las próximas elecciones de lugar a la derogación de esta disposición normativa. Y vuelta a empezar
La regulación contenida en este Real Decreto no se caracteriza precisamente por la claridad. Nos encontramos ante una disposición normativa farragosa, de difícil comprensión, con continuas remisiones a otras disposiciones normativas. Ciertamente la materia que se regula es compleja pero ello no es óbice para tratar de redactar una norma clara y predecible, que cumpla los estándares de la buena regulación. Al hilo de lo expuesto, es preciso recordar la provisionalidad con la que se regula un aspecto esencial cual es el de las condiciones económicas de las distintas modalidades de autoconsumo, como advierte en su informe la CNMC.
Se expondrán a continuación los aspectos básicos del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo. Este Real Decreto desarrolla la regulación del autoconsumo de energía eléctrica, establecida en el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico. Y con su aprobación se da cumplimiento a lo establecido en la disposición adicional segunda del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia.
En este primer artículo me ocuparé de las modalidades de autoconsumo y también del tratamiento que se da a los elementos de acumulación, aspecto técnico que puede ser crucial en el desarrollo del autoconsumo. El artículo siguiente lo dedicaré a exponer la controvertida cuestión de los peajes, cargos y costes aplicables al autoconsumo.

Modalidades de autoconsumo
El Real Decreto clasifica las modalidades de autoconsumo en dos categorías o tipos.
1 - Modalidad de suministro con autoconsumo (tipo 1)
Se incluyen en esta modalidad aquellos casos en que un consumidor disponga de una o varias instalaciones de generación, destinadas al consumo propio, conectadas en el interior de la red de su punto de suministro y que no esté dada de alta en el correspondiente registro como instalación de producción. En esta modalidad existe un único sujeto que es el sujeto consumidor. Se corresponde con la modalidad regulada en el artículo 9.1.a) LSE.
Esta modalidad está pensada para que la energía generada sea autoconsumida, sin vertido a la red.
Pueden acogerse a esta modalidad las instalaciones cuya potencia contratada no exceda de 100 KW, siempre que la suma de las potencias instaladas de generación sea igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor. El límite de la potencia contratada para poder acogerse a esta modalidad simplificada de autoconsumo, ha sido criticado en el informe de la CNMC. Para este organismo no está justificado por qué consumidores con potencia contratada superior a 100 KW no pueden optar por esta modalidad, cuando tengan intención de utilizar para su autoconsumo instalaciones de generación de pequeña potencia, que no generarían energía excedentaria. Con este límite se impide que un buen número de consumidores puedan acogerse a esta modalidad simplificada, que no requiere la inscripción en el registro de productores.
La energía eléctrica excedentaria generada por las instalaciones de esta modalidad, no recibirá ningún tipo de contraprestación económica en el caso de ser vertida a la red. De manera que quien quiera obtener una contraprestación económica por verter a la red sus excedentes de energía no tendrá más remedio que optar por alguna de las modalidades de producción con autoconsumo. 
Se impide también la utilización del balance neto, que permitiría al consumidor servirse de la red como un sistema de almacenamiento para diferir el autoconsumo. Cabe recordar al respecto que el primer borrador redactado en el año 2011 contemplaba el balance neto con carácter anual y finalmente se ha renunciado a su implantación. No obstante, conviene señalar que el Consejo de Estado interpreta en su dictamen que el Real Decreto permite el balance neto horario, con lo que se evitarían los problemas que plantean las variaciones horarias de los precios de la electricidad. De manera que si un consumidor acogido a esta modalidad tiene excedentes en un instante y consume en otro, dentro de la misma hora, la energía excedentaria y consumida se saldará en dicha hora. 
Dentro de la modalidad de suministro con autoconsumo, se da un tratamiento específico más favorable a los pequeños consumidores con instalaciones que tengan contratada una potencia inferior o igual a 10 KW. Estas pequeñas instalaciones están exentas del pago del cargo transitorio por energía autoconsumida, que incluye los cargos variables asociados a los costes del sistema, los pagos por capacidad y otros servicios del sistema; es decir, quedan exentas del pago del denominado “Impuesto al sol”. Se da con ello cumplimiento a lo previsto en el artículo 9.3, en la redacción dada por el RDL 9/2015, de 10 de julio. Esta exención tiene carácter excepcional; de manera que si la penetración de esta modalidad autoconsumo amenazase la sostenibilidad económica del sistema podría ser suprimida. La amenaza a la sostenibilidad económica del sistema es precisamente el argumento utilizado por las grandes eléctricas para cuestionar la exención reconocida a las pequeñas instalaciones de autoconsumo.
Por otra parte,  se simplifica la tramitación a estas pequeñas instalaciones de potencia inferior o igual a 10 KW, siempre que acrediten que cuentan con un dispositivo que impida el vertido instantáneo de energía a la red de distribución: a) quedan exentas del pago de los estudios de acceso y conexión previstos en el artículo 30 del Real Decreto 1048/2013, de 27 de diciembre, por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de distribución de energía eléctrica; b) quedan exentas del pago de los derechos de acometida de generación previstos en el artículo 6 del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre; c) se reduce la comunicación de datos para la inscripción en el registro de autoconsumo y d) quedan exentas del régimen de autorización administrativa previa y de la autorización administrativa de construcción previstas en los apartados 1.a) y 1.b) del mencionado artículo 53 LSE
2 - Modalidad de producción con autoconsumo (tipo 2)
Se incluye en esta modalidad al consumidor de energía eléctrica en un punto de suministro o instalación, que esté asociado a una o varias instalaciones de producción debidamente inscritas en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica conectadas en el interior de su red o que compartan infraestructura de conexión con éste o conectados a través de una línea directa. En este caso concurren dos sujetos, el sujeto consumidor y el productor.
Esta modalidad se corresponde con las modalidades de autoconsumo previstas en el artículo 9.1.b) y c) de la LSE, si bien se incluye un supuesto no previsto en ninguna de estas modalidades: aquel en que el consumidor está asociado a una o varias instalaciones de producción que compartan infraestructura de conexión con el titular de las instalaciones.
Para acogerse a esta modalidad no se establece límite de potencia contratada; podrán acogerse aquellas instalaciones en que la suma de las potencias instaladas de generación sea igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor.
Estas instalaciones de generación deberán cumplir los requisitos técnicos contenidos en la normativa del sector eléctrico y en la reglamentación de calidad y seguridad industrial. En particular, se les aplica lo establecido en el Real Decreto 1955/2011, de 1 de diciembre, en el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, para las instalaciones incluidas en su ámbito de aplicación y en el Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.
Además, para estas instalaciones el procedimiento de conexión y acceso es el regulado en el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, para las instalaciones incluidas en su ámbito de aplicación. El resto de instalaciones de producción estarán a lo dispuesto en el Real Decreto 1955/2000 de 1 de diciembre y en su normativa de desarrollo. Asimismo a las líneas directas les será de aplicación lo recogido en el artículo 42 de la Ley 24/2013 de 26 de diciembre, y su normativa de desarrollo.
Como se ha anticipado, los productores acogidos a esta modalidad pueden vender la energía excedentaria, percibiendo las contraprestaciones económicas correspondientes.

Tratamiento de los elementos de acumulación
Se permite en los dos tipos de autoconsumo la instalación de elementos de acumulación cuando se cumplan los siguientes requisitos: a) dispongan de las protecciones establecidas en la normativa de seguridad y calidad industrial aplicable y b) se encuentren instaladas de tal forma que compartan equipo de medida que registre generación neta o equipo de medida que registre la energía horaria consumida.
Estos elementos de acumulación hacen gestionable este tipo de instalaciones de generación, posibilitando la acumulación de energía en aquellos momentos en que la producción excede del consumo y permitiendo que la energía acumulada se utilice cuando el consumo es mayor que la producción.

Pedro Corvinos Baseca



Comentarios
Puedes ser el primero en comentar este post.
Añade tu comentario:
Nombre o apodo (opcional)
Comentario*
He leído y acepto la política de protección de datos
Nube de etiquetas
Lista de etiquetas autoconsumo  balance neto