Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar
Blog
Régimen económico del autoconsumo
27/10/2015
Régimen económico del autoconsumoComo continuación al artículo anterior sobre los aspectos básicos de la regulación del autoconsumo, dedicaremos este artículo al régimen económico del autoconsumo.
Sin duda, la parte más importante y más controvertida del Real Decreto 900/2015 es la que regula la aplicación al autoconsumo de los peajes de acceso, de los cargos asociados y del denominado peaje de respaldo. Se trata de determinar en qué medida los consumidores sujetos a las modalidades de autoconsumo participan en los distintos costes del sistema, habida cuenta que una parte de la electricidad, la que se autoconsume de forma instantánea, no utiliza las redes de distribución y transporte.
La regulación de esta materia en el Real Decreto viene determinada por lo establecido en el artículo 9.3 de la Ley del Sector Eléctrico. En este artículo se impone a todos los consumidores sujetos a cualquier modalidad de autoconsumo la obligación de contribuir a los costes y servicios del sistema por la energía autoconsumida,  en la misma medida que a cualquier otro consumidor. 
Lo cierto es que la regulación contenida en el referido artículo de la Ley del Sector Eléctrico ha dejado al Gobierno poco margen para regular la contribución de los consumidores sujetos a cualquier modalidad de autoconsumo al sostenimiento de los costes del sistema. Ello supone que cualquier mejora que pretenda introducirse en beneficio del autoconsumo exigirá la modificación de la Ley.
Antes de entrar a analizar el tratamiento que se da a esta cuestión en el Real Decreto 900/2015, hay que destacar las interesantes consideraciones que se hacen al respecto en el informe emitido por la CNMC. Se advierte en este informe que la regulación contenida en esta disposición reglamentaria tiene carácter transitorio, habida cuenta que está pendiente de aprobarse la metodología para la asignación a todos los consumidores de los cargos asociados a los costes del sistema.  Precisamente para evitar la incertidumbre en el desarrollo del autoconsumo se sugería establecer la metodología del cálculo de estos cargos antes de la aprobación del  Real Decreto, teniendo en cuenta, además, que la falta de metodología para el cálculo de los cargos deja en suspenso la metodología aprobada para los peajes de acceso. 
Por otra parte, se pone de manifiesto en el informe de la CNMC la incertidumbre que genera la deficiente regulación del denominado cargo por otros servicios del sistema. Este cargo, conocido como peaje de respaldo, es el pago a realizar por la función de respaldo que cumple el conjunto del sistema eléctrico para posibilitar el autoconsumo. La CNMC sugería que se concretase en qué consiste la función de respaldo, cuáles son los servicios que se incluyen en el cargo asociado, quién es el responsable de la metodología del cálculo y asignación de costes, así como la periodicidad de revisión y actualización de precios. Pues bien, el Real Decreto aprobado no atiende la sugerencia que se hace en el informe de la CNMC, limitándose a establecer –artículo 18- que la cuantía correspondiente a este cargo se determinará mediante orden del Ministerio de Industria y Energía
Centrándonos en la imposición de peajes, cargos y costes al autoconsumo que hace el RD 900/2015, puede resumirse de la siguiente manera. Por lo que respecta a los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución –destinados a retribuir la utilización de estas infraestructuras-, se establece que se aplicarán a los consumidores acogidos a cualquiera de las modalidades de autoconsumo en función de la potencia contratada y de la energía adquirida procedente la red. Finalmente, a diferencia de lo previsto en los primeros borradores, no se aplica el término variable de energía a la energía autoconsumida. 
Por lo que refiere a la contribución de los consumidores acogidos a cualquiera de las modalidades de autoconsumo a los cargos asociados a los costes del sistema, se establece que se aplicarán cargos fijos sobre la potencia y cargos variables tanto sobre la energía demandada como sobre la autoconsumida. Así pues, los cargos variables de los cargos asociados sí que se aplican sobre la energía autoconsumida
Hay que señalar a este respecto que estos cargos asociados se destinan a cubrir los incentivos a las renovables, la retribución adicional de los sistemas eléctricos de los sistemas peninsulares, las anualidades correspondientes a la financiación del déficit de tarifa… . Estos costes no tienen nada que ver con las redes de transporte y distribución y el cálculo de los cargos asociados no debería depender ni de la potencia demandada o contratada por el consumidor ni tampoco del volumen de consumo, como se hace en el Real Decreto 900/2015. La CNMC viene manteniendo que la recuperación de estos costes debería hacerse a través de un término fijo por cliente, de forma que se garantice que todos los consumidores y productores contribuyan a la cobertura de los costes y servicios del sistema eléctrico, sin trato discriminatorio.
Hay que insistir en la sugerencia que hace en su informe la CNMC, de no aprobar el Real Decreto de autoconsumo en tanto se apruebe la metodología para el cálculo de los cargos asociados. Sólo de esta forma se garantizará una asignación trasparente de estos costes a los distintos consumidores, incluidos los acogidos a alguna de las modalidades de autoconsumo. 
Lo más discutido es la aplicación del denominado peaje de respaldo –cargo por otros servicios del sistema- a la energía autoconsumida. Este peaje incluye los pagos por capacidad y los servicios de ajuste del sistema. La cuantía, como se ha visto, será la que se determine mediante orden ministerial. La cuestión que se plantea es si está justificado que el consumidor acogido a cualquiera de las modalidades de autoconsumo, contribuya a los costes derivados de los pagos por capacidad y de los servicios de ajustes por la energía autoconsumida, teniendo en cuenta que ya contribuye a satisfacer estos costes por la energía que demanda a la red. 
Resumiendo, los consumidores acogidos a cualquiera de las modalidades de autoconsumo deberán contribuir a los costes del sistema por la energía autoconsumida, mediante el pago de los cargos variables de los cargos asociados a los costes del sistema y mediante el pago de los peajes de respaldo. 
Ahora bien, dado que, como ha quedado expuesto, está pendiente de aprobarse la metodología para el cálculo de los cargos asociados a los costes del sistema, el RD 900/2015 establece un régimen económico transitorio aplicable hasta que se apruebe esta metodología. Este régimen transitorio se caracteriza porque los consumidores acogidos a cualquiera de las modalidades de autoconsumo deberán asumir los peajes de acceso por la energía demandada al sistema, establecidos en la Orden IT/2444/2014 –que incluyen los peajes de transporte y distribución y los cargos asociados.
Deberán hacer frente también con carácter transitorio a los cargos asociados a los costes del sistema y al cargo por otros servicios, aplicándose unos cargos fijos en función de la potencia contratada y un término de cargo variable, en €/Kwh, por energía autoconsumida. Este cargo variable está constituido por: 1º Los cargos variables asociados a los costes del sistema; 2º los pagos por capacidad y 3º Otros servicios del sistema, diferenciando entre los servicios de ajuste del sistema eléctrico, a excepción del coste de desvíos, los asociados al servicio de gestión de la demanda de interrumpibilidad y los asociados a la retribución del operador del mercado y del operador del sistema.
Como ya se dijo en el artículo anterior, quedan exentos del pago del cargo transitorio por energia autoconsumida los pequeños consumidores con instalaciones que tengan contratada una potencia inferior o igual a 10 KW.
La conclusión a la que se puede llegar es que el régimen económico contenido en el RD 900/2015 es incierto y tiene carácter provisional. Existe, por tanto, el riesgo de que sea modificado, lo que puede desincentivar las inversiones para la realización de las instalaciones de autoconsumo. Es más, la impresión que se tiene es que se pretende utilizar el régimen económico como medio para controlar la penetración de estas instalaciones. De manera que si el grado de penetración amenaza la sostenibilidad económica o técnica del sistema, es previsible que se endurezcan las condiciones económicas. Por ejemplo, podría suprimirse la exención reconocida a los pequeños consumidores.

Pedro Corvinos Baseca



Comentarios
Puedes ser el primero en comentar este post.
Añade tu comentario:
Nombre o apodo (opcional)
Comentario*
He leído y acepto la política de protección de datos
Nube de etiquetas
Lista de etiquetas peaje de respaldo  peajes de acceso  cargos asociados